184_a_noticias_esp

Cae el número de ONGs de apoyo a personas que viven con HIV

19/06/2017

Texto publicado en la Revista Época - Daniele Amorim y Marcos Coronato

Organizaciones son menos numerosas y se concentran en el servicio biomédico, en detrimento de apoyo psicológico y jurídico

Organizaciones no gubernamentales dedicadas a atender personas con el virus HIV están cerrando las puertas en diferentes partes de Brasil. En São Paulo, estado más populoso y con mayor parcela de portadores del virus en el país, fue registrado desde 2013 el encerramiento de 13 entidades, mientras apenas una fue criada. El dato es del Foro ONG SIDA Paulista, responsable por la organización de instituciones del tercer sector en esa área.

El Grupo de Apoyo a la Prevención del SIDA (Gapa) fue la primera organización creada para manejar el tema y tiene unidades en diversas ciudades del estado de São Paulo. Los núcleos de los municipios de Taubaté, São José de Rio Preto y Ribeirão Preto fueron cerrados. La fundadora Aurea Abbade gerencia el espacio del Gapa en la capital paulista y afirma que él consigue se mantener gracias a las donaciones de personas físicas, pues el dinero que viene por medio de los editáis del Ministerio de la Salud se destina a programas específicos. La entidad recibe R$ 50 mil por año del órgano federal para la manutención del Vivir Mejor - proyecto que estimula la prevención entre personas de 15 hasta 39 años.

En Bahía, cuarto estado más populoso del país, el Foro Bahiano de ONGs/Sida (Fobong) contó el encerramiento de tres entidades y la apertura de una en 18 meses hasta diciembre. Todas las que fueron cerradas tienen la intención de volver a la activa. Según Jurandir Telles, articulador del Foro, las instituciones fueron encerradas por dificultades financieras. En el caso de Bahía, la tendencia genera más preocupación de que en São Paulo, porque la enfermedad está avanzando. De acuerdo con el Boletín Epidemiológico federal, desde 2006, aumentó 26% la tasa de detección de personas que viven con HIV. Actualmente, el índice es de 12,5 personas con el virus a cada 100 mil habitantes.

El fenómeno se repite en Rio Grande do Sul, quinto estado más populoso. En 18 meses hasta enero, 13 entidades en el sector cerraron, mientras apenas cuatro fueron abiertas. El estado tiene actualmente 46 ONGs trabajando con prevención y apoyo a personas que viven con HIV.

No hay una contabilidad nacional en el número de instituciones, y ni todos los estados disponen de esa información. En Rio de Janeiro y en Minas Gerais, segundo y tercero colocados en población, las redes de ONGs que manejan la cuestión no saben responder si el número de instituciones en el sector se mantuvo.

El Ministerio de la Salud informa que en 2016 fueron destinados R$ 11,6 millones para financiar cerca de 150 instituciones. Los valores que cada entidad recibió varían de R$ 30 mil a R$ 120 mil. El dinero es usualmente repasado por medio de proyectos y se destina a cubrir los gastos de un programa escogido por la ONG. Para una institución tener acceso a los financiamientos es necesario tener más de tres años de existencia, catastro activo comprobado por la Secretaría de la Receta Federal (con base en el CNPJ) y comprobación de experiencia en el área. Las exigencias son razonables, pero hacen con que nuevas instituciones no acecen fácilmente el dinero público. "Las entidades menores no tienen condiciones de atender a esos criterios", dice el psicólogo y vicepresidente de la Asociación Brasileña Interdisciplinar de SIDA, Veriano de Souza Terto Junior.

El órgano federal inició su estrategia de respuesta a la epidemia del HIV/SIDA en la misma época de su hallazgo, en la década de 1980. Con la creación del Programa Nacional de DST y SIDA, en 1986, el órgano visaba realizar campañas sobre la enfermedad. A pesar de rápida, la respuesta brasileña fue implementada con la presión popular. En la década siguiente, Brasil consolidó una aparcería con el Banco Mundial en los Proyectos SIDA I, II y III para priorizar la creación de servicios asistenciales, expandir y mejorar el diagnóstico, tratamiento y asistencia entre 1998 y 2006.

Pero, en los últimos años, el foco de servicio se estrechó. "Brasil abandonó un poco el apoyo psicológico, centrando en la parte biomédica y dejando las otras dimensiones de la vida, como la vida política, cultural, afectiva, sexual y amorosa [de los grupos vulnerables, de los portadores del virus y de las personas con SIDA]", dice Veriano. En 2016, el país registró 136.945 brasileños viviendo con el virus. La mayor parcela está en el Sudeste (52,1%), seguido por las regiones Sur (21,1%), Nordeste (13,8%), Centro-Oeste (6,7%) y Norte (6,3%).

MI COMENTARIO

Con la cura relativamente fácil de la hepatitis C las asociaciones de pacientes de hepatitis están perdiendo voluntarios. Muchos que curan la hepatitis C no quieren hablar nunca más de la enfermedad, ocasionando un vaciamiento de las ONGs. Varias ya están sin actividades.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.
Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.
Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.
Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA - ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

ENTRE AQUÍ  para recibir las últimas noticias por e-mail
Baje gratis el libro La curación de la hepatitis C
Baje gratis el libro Conviviendo con la hepatites C

Apoyo:

DST-AIDS

Abbvie

Gilead

WHA

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos
los Principios del
código HONcode
.
Compruébelo aquí.