032_hbv_esp

Hablando de Hepatitis B

05/09/2016

La mayoría de las personas infectadas con hepatitis B no saben que están infectadas.

Las personas con hepatitis B tienen un elevado riesgo de desarrollo de cáncer en el hígado, cirrosis, insuficiencia hepática y hasta de muerte por problemas relacionados al hígado.

La mayoría de las personas con hepatitis B crónica fueron infectados en el nacimiento o durante los primeros años de sus vidas. En estas personas, la hepatitis B es generalmente asintomática y apenas en el momento del desarrollo de cáncer en el hígado o cuando de la insuficiencia hepática, lo que generalmente acontece a los 50 años de edad en este grupo de infectados, es que aparecen síntomas.

Personas infectadas cuando adultos son bien menos propensas a desarrollar hepatitis B crónica, siendo más propensos a presentar síntomas en el momento de la infección, presentando ictericia (ojos de color amarilla y orina oscura) y la mayoría recobra la inmunidad, curando de forma espontánea.

Al contrario de la infección por hepatitis C, en que la enfermedad hepática progresa de forma similar en la mayoría de los pacientes, la hepatitis B crónica pasa por diferentes fases, desde inmune tolerancia (carga vírica alta, sin enfermedad del hígado), después para la fase activa inmunológica (enfermedad hepática activa), enseguida, inactiva (carga vírica baja y transaminasa ALT normal). Además, los pacientes pueden volver para atrás de inactivo para activo inmunitario, exigiendo que todos los pacientes con hepatitis B sean monitorizados por lo menos una vez a cada año.

El tratamiento es recomendado por directrices basadas en evidencias actuales para aquéllos con la transaminasa ALT elevada y carga vírica HBV ADN arriba de 2.000 UI / ml que posean evidencias de inflamación, por lo menos, moderada o severa, o con fibrosis.

El tratamiento de la hepatitis B es realizado con medicamentos que logran controlar la enfermedad, evitando en la mayoría de los casos que ella evolucione para cirrosis o cáncer en el hígado. El tratamiento en general es por tiempo indeterminado debiendo el paciente tomar todos los días los medicamentos.

Existe vacuna para evitar la hepatitis B. La vacuna es altamente efectiva. Es obligatorio que todo niño al nacer reciba en el mismo día la vacuna. Son necesarias tres dosis para presentar inmunidad, la segunda dosis treinta días después de la primera y la tercera dosis 180 días después.

En la próxima consulta médica las personas deberían pedir a los profesionales de salud la realización de la prueba de la hepatitis B. Si no posee inmunidad es necesario se vacunar y, si es diagnosticado con hepatitis B el infectado debe procurar inmediatamente un médico infectólogo o un profesional capacitado en el tratamiento de la hepatitis B.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.
Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.
Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.
Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA - ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

ENTRE AQUÍ  para recibir las últimas noticias por e-mail
Baje gratis el libro La curación de la hepatitis C
Baje gratis el libro Conviviendo con la hepatites C

Apoyo:

DST-AIDS
Janssen
Roche
BMS

Gilead

Abbvie

WHA

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos
los Principios del
código HONcode
.
Compruébelo aquí.