033_hbv_esp

Prevención del cáncer de hígado por la vacuna de la hepatitis B

24/10/2016

La hepatitis B puede causar hepatitis aguda, puede quedar crónica y, causar cirrosis, cáncer de hígado y muerte por cualquiera de ésas complicaciones.

Pero existe una vacuna altamente efectiva para evitar el contagio. La vacuna de la hepatitis B consigue prevenir el cáncer de hígado, uno de los principales canceres que alcanza el ser humano.

Desde 2014 la Organización Mundial de la Salud considera la hepatitis B una infección potencialmente mortal, un problema de salud mundial. Más de 240 millones de personas están infectadas de forma crónica y 780.000 mueren a cada año por culpa de la hepatitis B.

Caso la infección acontezca en los primeros 12 meses de vida del niño entre 80% y 90% resultarán infectados en la forma crónica. Aconteciendo la infección en niños con edad entre 1 y 4 años la posibilidad de desarrollar hepatitis B crónica será entre 30% y 50%. Ya en adultos la posibilidad de la infección se vuelve crónica en menos del 5%, los restantes curan la infección de forma espontánea.

El porcentaje de adultos infectados crónicamente en la infancia que mueren por cáncer de hígado o cirrosis es alto, oscilando entre un 15% y 25%.

PREVENCIÓN

Está demostrado que la vacuna de la hepatitis B es altamente eficaz para evitar el contagio.

La Organización Mundial de la Salud aconseja vacunar todos los niños en las primeras 24 horas despues el parto continuando con otras dos dosis a los 30 días y 180 días despues el nacimiento. En caso de la madre ser portadora (HBs Ag positivo) para evitar la transmisión el niño debe también recibir una dosis de inmunoglobulina específica para hepatitis B.

Los anticuerpos alcanzados con la vacunación disminuyen con el tiempo. A los 10 años la mitad de los vacunados presenta anticuerpos abajo de los 10 Mui/ML en el resultado del HBs. Sin embargo, seguimientos de hasta 25 años muestran que la protección se mantiene por mucho tiempo, incluso con valores abajo del recomendado, atribuyendo esa protección prolongada a un probable efecto de la memoria inmunológica de la vacuna.

MÍ COMENTARIO FINAL

¡No se vacunar para prevenir la hepatitis B en cualquier edad puede ser considerado un comportamiento suicida!

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
Con informaciones de la Organización Mundial de la Salud.


Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.
Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.
Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.
Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA - ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

ENTRE AQUÍ  para recibir las últimas noticias por e-mail
Baje gratis el libro La curación de la hepatitis C
Baje gratis el libro Conviviendo con la hepatites C

Apoyo:

DST-AIDS
Roche
BMS

Gilead

WHA

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos
los Principios del
código HONcode
.
Compruébelo aquí.