009_obesidade_esp

Con alimentación y ejercicios es posible vencer la gordura de la barriga

12/07/2017

La grasa de la barriga, llamada de gordura visceral, es el tipo más peligroso de gordura, porque puede perjudicar los órganos principales, incluyendo el hígado, páncreas y riñones.

Para intentar la controlar es necesario incluir fibras en la alimentación. Verduras con muchas hojas, granos enteros, nueces y fréjoles son buenos para combatir la grasa de la barriga

No hay "superalimentos" que queman la gordura visceral como anuncian en la televisión. Procure mejorar sus hábitos alimentar y agregar una actividad física todos los días.

Una persona con gordura visceral es probable que esté arriba del peso ideal, por tanto, será necesario perder ese peso a más. A la medida que usted empieza a perder peso, eso ayudará todo su cuerpo, incluyendo la grasa de la barriga.

Evite el tipo "saturado" de gordura que está en alimentos industrializados o congelados, aceites de coco y de palma y productos lácteos integrales. Mantenga las porciones de esos alimentos menores de lo que usted normalmente come, por ejemplo. Verifique las etiquetas de los alimentos para ver cuántas calorías y cuánta gordura está en una porción. Procure por gorduras más saludables, como aquéllos de los alimentos vegetales o pescados como el salmón, el atún y la caballa que son ricos en omega-3.

Intente "quemar" esa gordura visceral con caminadas, natación, bicicleta, ejercicios con duración de unos 45 minutos practicados cinco días a cada semana.

Haga entre cinco seis pequeñas comidas por día, no dejando un intervalo mayor que seis horas sin se alimentar. ¡Es una excelente fórmula para perder peso!

Recuerde que un refresco, una cerveza o un vaso de vino, tienen calorías. Reduzca la cantidad utilizando un vaso de menor tamaño. La mejor opción es siempre beber agua.

Hacer una lipoaspiración es un engaño y no va se librar de la grasa visceral, pues a lipoaspiración no alcanza la pared abdominal

Es difícil en los días actuales, pero intente no quedarse estresado. El estrés hace comer una mayor cantidad de grasas y azúcar. El estrés también perjudica el sueño, lo que también puede contribuir para aumentar la gordura visceral. No huya de situaciones estresantes por el camino de las bebidas alcohólicas o del cigarro.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.
Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.
Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.
Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA - ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

ENTRE AQUÍ  para recibir las últimas noticias por e-mail
Baje gratis el libro La curación de la hepatitis C
Baje gratis el libro Conviviendo con la hepatites C

Apoyo:

DST-AIDS

Abbvie

Gilead

WHA

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos
los Principios del
código HONcode
.
Compruébelo aquí.