009_outras_esp

Hepatitis E: un virus negligenciado

12/12/2016

Editorial de la revista "The Lancet" habla sobre una de las hepatitis más negligenciadas entre los cinco virus de las hepatitis, la hepatitis E, sin embargo, la hepatitis E es una de las causas más comunes de hepatitis en el mundo. Es estimado que a cada año acontecen 20 millones de infecciones, la mayoría asintomáticas, aunque unos 3,3 millones de infectados presenten síntomas y 56.600 muertes acontecen por año debido a la hepatitis E.

La infección aguda en la hepatitis E no tiende de evolucionar para una forma crónica, excepto, por ejemplo, en trasplantados, infectados por el HIV (SIDA) e inmunodeprimidos. Personas con enfermedades en el hígado, como los infectados con las hepatitis B y C, están en riesgo de exacerbación de esas hepatitis caso sean infectados con la hepatitis E. La infección con la hepatitis E también provoca manifestaciones extra-hepáticas potencialmente graves, tales como síntomas neurológicos, pancreatitis, lesiones en los riñones, y trombocitopenia.

Los países desarrollados pensaban que las infecciones estaban limitadas a personas que retornaban de viajes a regiones endémicas, pero en la última década la situación mudó y aparecen infecciones entre los habitantes. La hepatitis E ya es la causa más común de hepatitis aguda en los países de la Unión Europea.

Existen cuatro genotipos del virus de la hepatitis E. Los genotipos 3 y 4 son transmitidos a través de alimentos contaminados, en especial carne de cerdo, que no se encuentre cocida adecuadamente.

La transmisión también puede acontecer por sangre utilizada en transfusiones que no haya sido debidamente testada.

El virus es endémico en las regiones de Asia y de África, donde predominan los genotipos 1 y 2, quiénes son transmitidos por vía fecal-oral, forma idéntica a la transmisión de la hepatitis A. Agua contaminada es una fuente de contaminación, así como la transmisión de la madre para el hijo durante el parto. En esas áreas la hepatitis E afecta adultos jóvenes con una tasa de mortalidad entre 0.5% y 4%, aumentado en niños jóvenes, con menos de dos años. Entre mujeres embarazadas, en especial en el tercer mes del embarazo la mortalidad llega a una tasa entre 10% y 25%.

El diagnóstico precoz es fundamental porque el tratamiento con ribavirina puede eliminar la infección, sin embargo, la prevención es fundamental, una vez que la ribavirina es contraindicada en poblaciones de riesgo, entre ellas las mujeres embarazadas.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
Hepatitis E: a neglected vírus - Editorial - The Lancet Gastroenterology & Hepatology - Published: December 2016 - http://dx.doi.org/10.1016/S2468-1253(16)30152-2


Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.
Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.
Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.
Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA - ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

ENTRE AQUÍ  para recibir las últimas noticias por e-mail
Baje gratis el libro La curación de la hepatitis C
Baje gratis el libro Conviviendo con la hepatites C

Apoyo:

DST-AIDS
Janssen
Roche
BMS

Gilead

Abbvie

WHA

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos
los Principios del
código HONcode
.
Compruébelo aquí.